El masaje infantil

EL MASAJE INFANTIL

 

¿Qué es el masaje infantil?

Es una antigua tradición inherente en muchas culturas de todo el mundo, que está siendo redescubierta en Occidente.

El masaje infantil es un arte muy antiguo aplicado a los bebés para estimular sus sentidos y nutrirles afectivamente, a través de la piel. Esta tradición fue relegada por las sociedades modernas, siendo utilizada solamente en las culturas que conservaron más el contacto con la naturaleza humana. Así se ha mantenido latente hasta que se ha podido recuperar para ayudarnos a satisfacer unas necesidades, consideradas básicas, que se cubren a través de la piel.

El masaje infantil, tal y como lo conocemos en Occidente nos llega a través del Dr. Frederick  Leboyer, médico francés, que lo descubre en uno de sus viajes a la India, donde las madres lo practicaban con sus hijos como un ritual ancestral.

Y en 1973 Vimala Shneider McClure, creó una técnica de masaje infantil haciendo una adaptación de diferentes técnicas para ser aplicadas, adaptadas y comprendidas en nuestra sociedad, donde las caricias, el contacto y el calor humano se llegaron a entender como una forma de malcriar a los bebés.

Sin embargo hoy ya sabemos que está  científicamente demostrado que el amor, las caricias la nutrición afectiva entre el niño/a y los que le rodean, tienen un importante efecto positivo sobre su desarrollo.

Muchos estudios revelan los beneficios de un contacto afectivo como parte integral de los primeros años de vida, así como los desafortunados resultados experimentados cuando falla esta atención. El masaje infantil es uno de los más agradables y fáciles métodos para establecer este primer contacto tan positivo. 

¿En qué se basa el masaje infantil?

El contacto piel a piel es una necesidad básica, especialmente para un bebé que no entiende todavía nuestro lenguaje verbal, pero si el lenguaje de las caricias. A través de nuestras manos podemos transmitirle todo nuestro amor, calmarlo y hacer que se sienta contenido y aceptado.

Con una secuencia de movimientos, el masaje propone un encuentro, en un espacio y un tiempo, de una gran calidad entre los padres/madres y los hijos/as desde que son bebés.

Facilita, entre otras muchas cosas, la comunicación, la conciencia corporal y las relaciones de confianza y seguridad.

El Masaje infantil tiene en cuenta el respeto, para saber si el niño/a nos da permiso para empezar y la escucha, para interpretar su respuesta y aceptarla, sea o no la que esperábamos. Estos son los mensajes que el pequeño/a recibe y que pasarán a formar parte de su actitud en la vida.

¿En qué nos puede ayudar el masaje infantil?

En nuestro ritmo de vida, muchas veces no tenemos tiempo para comunicarnos y los niño/as se ven arrastrados a un ritmo demasiado rápido para que puedan procesar adecuadamente, todos los estímulos e información que reciben.

El Masaje infantil pone en contacto a padres/madres e hijo/a facilitando la interacción; estimula los sistemas neurológico, respiratorio, inmunológico, circulatorio, gastrointestinal y endocrino; ayuda a la relajación y liberación de tensiones; intensifica la comunicación entre los niño/as y las personas de su entorno y permite escuchar, adaptarse y estar más en contacto con sus necesidades.

El Masaje infantil facilita los vínculos afectivos porqué incluye los elementos principales para establecerlos: mirada, contacto piel a piel, sonrisas, sonidos, abrazos, olor, emisiones de voz y respuestas.

El masaje también ayuda a los padres a sentirse seguros en su capacidad de hacer algo positivo por ese nuevo ser, además de ayudarles a conocerle y a transmitirle todo su amor.

“Ser cargados, acunados, acariciados, tocados y masajeados;

cada una de estas cosas es alimento para los niños pequeños,

tan indispensable, sino más, que vitaminas, sales minerales y proteínas.

Si se le priva de todo esto y del olor, del calor y de la voz

que tan bien conoce, el niño, aunque esté harto de leche,

se dejará morir de hambre”.

                                                       Frederick Leboyer

Esta entrada fue publicada en Actividades de la escuela infantil, Artículos de Interés. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.