¡¡Adiós a los pañales!!

La retirada de los pañales es un proceso cuyo éxito no recae sólo en los niños sino también  en los  padres y resto de adultos que formamos parte de su entorno, por ello nos parecía importante haceros llegar una breve información sobre este tema, para que algunas de las dudas que podáis tener al respecto, queden disipadas.

Para que un niño pueda dar este paso, es necesario que llegue a una maduración tanto fisiológica (maduración del sistema nervioso) como emocional por lo no cualquier momento vale para plantearnos el control de esfínter. Todo el proceso que a nosotros nos parece tan sencillo y que por supuesto realizamos de manera automática (porque un día alguien nos enseñó), a ellos les requiere mucha atención, comprensión y contar  con ciertas habilidades que previamente habrán tenido que adquirir.

A continuación os vamos a enumerar una serie de ideas que creemos os ayudarán a afrontar este proceso.

– No existe una edad exacta para la retirada del pañal, tal y como hemos dicho antes, el niño necesita alcanzar una madurez para llevarlo a cabo (importante por tanto no tener prisa por comenzar). Una edad orientativa, podría ser a partir de los dos años, pero dependerá del niño.

– Es importante que no hagáis comparaciones con hermanos, primos, vecinos… aumenta el estrés y por tanto la angustia con la que tanto vosotros como vuestros  hijo viviréis el proceso.

– Es alrededor de los 4 años cuando suelen tener adquirido el control diurno, el nocturno puede y suele tardar algo más, pero no es hasta los 6 años de edad cuando se puede dar por terminado el proceso definitivamente.

– A lo largo de este aprendizaje  se producirán escapes. Tener un escape puntual o una serie de escapes seguidos entra dentro de lo esperable  por lo que hay que procurar tomarlo con normalidad. A veces estos escapes vienen motivados por un episodio agradable o desagradable que es vivido con intensidad, tened en cuenta el entorno en el que se produce. La manera en la que se lleven estos episodios puede facilitar la adquisición o entorpecerla.

– Por parte de Tris Tras encontrareis el apoyo y el asesoramiento que necesitéis. Ambas partes debemos coordinarnos para comenzar de la misma forma y en el mismo momento y conseguir nuestro objetivo común. Tenemos que procurar que reciba  la misma información de todos los que formamos parte de su entorno más próximo, para facilitarle el entendimiento y la asimilación.

¿Cuales son aquellas cosas que pueden daros pistas sobre si está vuestro hijo está o no preparado para comenzar?

– Hay niños que cuando tienen el pañal sucio se sienten incómodos e incluso nos lo pueden llegar a decir.

– Reconocen la sensación y lo podemos ver cuando por ejemplo se llevan la mano al pañal o se ponen en cuclillas cuando están evacuando.

– Parecen tener cierta regularidad en cuanto a horarios.

¿Cómo podemos facilitarle el proceso?

Crearle una rutina de ir al baño cada dos horas aproximadamente, en especial al principio del proceso, puede ayudarle a crear el hábito y a entrenar el control.

Importante también ponerle ropa cómoda, que le resulte fácil subir y bajar para que sean ellos mismos los que puedan hacer todo el proceso (evitar cinturones, tirantes, petos, botones…).

No salgáis de casa sin un par de mudas, evitareis frustraciones y enfados que entorpecerán el proceso.

Os aconsejamos usar directamente el  adaptador de inodoro porque de esta manera evitamos pasos intermedios, pero es cierto que hay niños que se sienten más inseguros, en estos casos recurrir al orinal puede ser una opción. Si es este el caso, el sitio del orinal debe ser siempre el baño, no es recomendable que se transporte a otras habitaciones ya que le confunde y le desorienta.

Esperamos que estás líneas os sirvan para cuando llegue el momento de comenzar con la retirada del pañal, pero no os preocupéis porque estaremos aquí para ayudaros y guiaros, ya sabéis que el equipo educativo de Tris Tras está a vuestra disposición.

Escuela Infantil Tris Tras

Pozuelo de Alarcón

Esta entrada fue publicada en Artículos de Interés. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.