Inteligencia y educación emocional

La Inteligencia Emocional es la capacidad de reconocer, expresar y manejar las emociones propias. Ser conscientes de cómo nos sentimos y por qué, hace que se equilibre lo emocional y lo racional dando lugar a respuestas mucho más ajustadas y adecuadas a las situaciones a las que nos enfrentamos.  Demostrado está que las personas con mayor inteligencia emocional son más felices y exitosas.

Es cierto que las emociones no las podemos controlar, aparecen porque algo las desencadena, pero lo que si podemos hacer es aprender a gestionarlas que no significa que tengamos que reprimirlas sino equilibrarlas. Para ello necesitamos:

–          Identificar y reconocer  nuestras propias emociones.

–          Permitirnos sentirlas, es decir, aceptarlas.

–          Expresarlas y ser capaces de hablar de ellas.

–          Aprender a canalizarlas encontrando la forma de dar salida a la tensión que nos provocan.

Es importante que los adultos seamos conscientes del mundo emocional y la influencia que este tiene sobre nuestras vidas porque de esa manera entenderemos la importancia de la educación emocional en los más pequeños.

En la educación emocional entra en juego el aprendizaje de distintas habilidades:

–          Conciencia de uno mismo: que se compone tanto de la capacidad para reconocer nuestras emociones como de la capacidad de identificar aquello que las ha provocado.

–          Autorregulación: saber lo que sentimos nos acerca más a poder controlarlo. No se trata de reprimir ni de dejarnos llevar, aquí entra en juego la capacidad de tranquilizarnos que es fundamental.

–          Motivación: que nos hace tener una visión más optimista la cual nos acerca a conseguir nuestras metas.

–          Empatía: saber cómo se puede estar sintiendo la persona que tengo delante nos permite responder de una manera adaptada y adecuada socialmente.

En el Informe Delors de la Unesco, se afirma que la educación emocional es un complemento indispensable en el desarrollo cognitivo y una herramienta fundamental en la prevención de muchos problemas. En Tris Tras tenemos muy presente esto y por ello la educación emocional forma parte de nuestra labor diaria enseñándoles a  reconocer, expresar y gestionar sus emociones, dándoles así las armas para resolver problemas, superar dificultades y frustraciones,  además de conseguir que sean más sociables y autónomos.

Desde aquí os animamos a que sigáis investigando en este tema ya que nos parece fundamental para el desarrollo de los más pequeños.

Escuela Infantil Tris Tras

Pozuelo de Alarcón

Esta entrada fue publicada en Artículos de Interés. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.